Hotel de Lujo 5 Estrellas en Ávila

Hotel 5 estrellas en Ávila: Los hoteles de cinco estrellas en Ávila son hoteles de máxima categoría y lujo. En la zona de Ávila existe un hotel con la categoría de 5 estrellas, así como hoteles 5 estrellas gran lujo, para que puedas seleccionar el que más te interese gracias su increíble ubicación con vistas o a sus lujosas instalaciones.

Aquí encontrarás una gran variedad de hoteles de lujo 5 estrellas en Ávila que te ofrecen todos los servicios que se alinean con tus expectativas, ya sea un hotel de 5 estrellas en Ávila todo incluido, con desayuno buffet, o un hotel 5 estrellas con un lujoso dormitorio. En el lenguaje turístico internacional, las cinco estrellas de un hotel equivalen a sofisticación, servicio de muy alta calidad y un diseño que se acoge a los criterios mas exigentes de los huéspedes. A continuación encontrarás los mejores hoteles en Ávila de 5 estrellas desde pequeños hoteles boutique de lujo hasta las mejores cadenas hoteleras.

La Casa del Presidente

184,00
Ver Oferta
booking.com
Descripción del Hotel

La Casa del Presidente está en Ávila, a 200 metros del Torreón de los Guzmanes, y cuenta con restaurante, aparcamiento privado, salón común y jardín.

Antes de decidirte a tomar unas merecidas vacaciones en Ávila, debes considerar donde vas a dormir a lo largo de esos días de reposo. Escoger un hotel 5 estrellas no es un lujo como te hacen pensar, sino una comodidad para ti y tu familia. Por otra parte, al hospedarte en un hotel de mucho lujo obtendrás el mejor servicio, además de esto otras razones por las que debes seleccionar un hotel de alto nivel en majestuosidad.

Los hoteles de 5 estrellas de Ávila son establecimientos hechos a medida de un huésped muy exigente. Para conseguir una designación de cinco estrellas, un hotel debe ofrecer no solo un alojamiento lujoso, sino también un sinnúmero de servicios diferentes: gimnasios, spas, restaurantes gourmet y más. Los hoteles de cinco estrellas también brindan un servicio de altísimo nivel, personalizado conforme las necesidades concretas de cada huésped.

La clientela de un hotel de 5 estrellas puede escoger entre una variedad de servicios. Los salones de baile, los campos de golf, las canchas de tenis y las salas de juegos acostumbran a estar disponibles. También habrá gimnasios, jacuzzis, baños de vapor, saunas y piscinas climatizadas. Los spas pueden ofrecer procedimientos de salud y belleza como masajes y manicuras. El alimento y la bebida son con frecuencia una característica esencial, y los hoteles se esmeran por ofrecer lo mejor en opciones de restaurants y bares. Los chefs de clase mundial con frecuencia preparan la comida en los restaurantes, y las bodegas estarán llenas de geniales vinos y cervezas. Se resaltará mucho el servicio personal.

Un hotel de cinco estrellas de Ávila contará con comodidades superiores. La decoración va a ser del más alto nivel, y los hoteles emplearán arquitectos y decoradores expertos para crear el ambiente perfecto. Los materiales utilizados destacarán la calidad y el lujo. El diseño será consistente, salvo en los hoteles que ofrezcan habitaciones y suites temáticas.

Las habitaciones van a ser espaciosas y van a estar cuidadosamente preparadas, con camas grandes y accesorios de gama alta. Para conseguir una calificación de 5 estrellas, un hotel debe ofrecer desayuno de cortesía, un minibar e Internet inalámbrico de gran velocidad sin coste. El menú del servicio de habitaciones debe ser el mismo que el del restaurante primordial. El personal calificado debe estar libre las veinticuatro horas para atender las necesidades de los huéspedes.

Es la calidad del servicio lo que verdaderamente pone a un hotel de 5 estrellas por encima de sus contrapartes de hoteles con cuatro estrellas. El servicio debe ser consistente y excepcional. El personal debe estar enormemente capacitado no solo para satisfacer las necesidades de los huéspedes conforme surjan, sino más bien también para adelantar esas necesidades con anticipación.

El personal de un hotel con cinco estrellas ha de ser excepcionalmente atento e intuitivo, enseñar cortesía en todo momento y disfrutar auténticamente de satisfacer las solicitudes de sus huéspedes. Las colas y los tiempos de espera deben ser inexistentes o cuando menos muy breves, con personal libre todos los días o de noche. El hotel de esta categoría superior debe cultivar un espíritu de genial servicio entre su personal.